Destruimos, argumentos

 Se concede el permiso para reproducir este artículo pero solo en su integridad, sin ninguna alteración, e incluyendo el nombre del autor  y la dirección del ministerio al calce.

 

El título de este capítulo proviene de la típica vida cristiana del primer siglo, en lo que concernía a Pablo. Él escribió:

Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo (2 Corintios 10:4,5, NVI).

En otra parte aprendemos que Pablo razonaba con la gente basándose en las Escrituras (Hechos 17:2). El no ignoraba simplemente los argumentos de sus oponentes, sino que trataba con ellos frontalmente y los refutaba con la Escritura. De aquí  el dicho de que él destruía argumentos.

El articíulo que está a punto de leer trata de este mismo asunto. Cita y examina estrechamente más de 100 de los argumentos reales expuestos por los defensores de UVSSS  (Una vez Salvo Siempre Salvo). Estos argumentos de los defensores de UVSSS son o bien exactos o como esencialmente nos han llegado a lo largo de los años sea en forma verbal o escrita. Estos son los mejores argumentos a favor de UVSSS.

Antes de que los lea, tenga en mente las siguientes dos instrucciones:

 Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno (1 Tesalonicenses. 5:21, NVI).

Esto significa que es nuestra propia responsabilidad personal verificar o refutar una enseñanza de la Escritura y aferrarnos a nuestros hallazgos Bíblicos.

Para asegurar la verdad, debe considerarse la perfecta armonía con todos los otros pasajes Bíblicos relacionados.  En otras palabras, ya que la Biblia está libre de toda contradicción, si una enseñanza no es consistentemente enseñada a través de las Escrituras, no puede ser la interpretación correcta. Debemos entonces rechazar tal opinión mientras nos aferramos a lo bueno, o la verdad, por nuestro propio bien. Recuerde que lo que está en juego no puede ser más grande, pues estamos tratando un tema que tiene consecuencias eternas.

Los argumentos de UVSSS más comunes se citan hacia el comienzo de la lista. Los siguientes argumentos son usados por millones en todo el mundo como respaldando UVSSS. ¿Son sus argumentos sólidos o son realmente distorsiones Bíblicas, suposiciones, etc., las cuales deben ser rechazadas? Usted debe responder esto por sí solo.

(Ya se mencionaron en nuestro oltro artículos Juan 6:64; Romanos 7:15-20; 8:35-39; 2 Timoteo 2:13 y 1 Juan 2:19. Por tanto, los argumentos de UVSSS basados en estos textos no se tratarán aquí).

 

Objeción #1. Jesús dijo: “Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de mi mano” (Juan 10:28). Por tanto, si, habiendo recibido la vida eterna, pudiéramos perderla y perecer, haríamos de Cristo un mentiroso.

Note una triple promesa aquí concerniente a la seguridad de las ovejas de Dios. Primero, Cristo les da vida “eterna.” Segundo, ellas “nunca” perecerán, y tercero, tampoco nadie las quitará de la mano de Cristo. 1

RESPUESTA: ¡Juan 10:28 es una promesa maravillosa y verdadera, pero sólo como Jesús quiso que fuera entendida! Para discernir esto, debemos examinar el versículo 27 cuidadosamente para aprender a quienes se están refiriendo con los pronombres a ellas y ellas en el versículo 28. Juntos, estos dos versículos de la NVI dicen:

Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco, y ellas me siguen (v. 27).

Yo les doy vida eterna, y [ellas] nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de mi mano (v. 28).

¡El versículo 27 claramente describe el tipo de persona que nunca morirá, como se menciona en el siguiente versículo! Él dijo que sus ovejas son oidores de su voz, a quienes él conoce y quienes lo siguen.

La palabra traducida siguen es en el griego un presente indicativo activo 2, lo que significa que expresa una acción continua. En otras palabras, en tanto permanezcamos fieles y continuemos siguiendo a Jesús, él ciertamente nos asegurará que nunca pereceremos, versículo 28. Ignorar el versículo 27 es torcer Juan 10:28 fuera de contexto y distorsionar la enseñanza de Jesús.

La promesa de nunca perecer, como se cita en el versículo 28, no existe en ninguna parte de toda la Biblia para quien se apartase de la dedicación a Cristo. Por ejemplo, Pablo sabía de viudas que se apartaron de Cristo y comenzaron a seguir a Satán (1 Timoteo 5:11-15). ¡Ese apóstol sabía que esto podía ocurrir y ocurría! (a diferencia de muchos en nuestros días, Pablo no dijo de aquellas viudas que ellas nunca fueron salvas en primer lugar porque se tornaron de su dedicación a Cristo y comenzaron a seguir a Satán).

Leer dentro de Juan 10:28 las palabras “bajo ninguna circunstancia” después de “nunca perecerán” es distorsionar el pasaje. ¡Jesús no incluyó estas palabras en su promesa, y tampoco nosotros deberíamos hacerlo! La descripción de sus ovejas muestra que la seguridad citada en los siguientes dos versículos es condicional.

Todo esto refuta el texto primario de prueba de UVSSS, o lo que un defensor llamó “el mayor pasaje de salvaguardia en la Biblia...3

 

Objeción #2. Jesús enseñó:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan. 3:16, Biblia de las Américas).

¡Jesús dijo no se pierda! Esto enseña UVSSS.

RESPUESTA: La palabra cree en Juan 3:16 es un participio presente activo. 4 Por lo tanto, Jesús estaba prometiendo la seguridad de que no perecerían sólo a quienes continuaran creyendo en él.

Este versículo no cubre a otros que solamente creen por un tiempo y luego caen, como el Señor también mencionó en (Lucas 8:13). ¡Según Jesús, uno puede realmente creer y recibir vida espiritual, pero esto no significa que el mismo continuará siempre creyendo posteriormente! Tal persona que posteriormente dejase de creer no es la referida en Juan 3:16, sino que es mencionada en Juan 3:18, que dice:

... el que no está creyendo ya ha sido juzgado... (traducción literal de Young).

Finalmente, el mismo que nos dio Juan 3:16 también nos dio Mateo 10:22, que afirma que debemos perseverar hasta el fin para ser salvados.

 

Objeción #3. Nuestra comunión con Dios puede sufrir por causa del pecado, pero nunca la relación de uno como su hijo.

RESPUESTA: ¡Como hijos adoptivos (Efesios 1:5) podemos caer (Lucas 8:13), perder nuestra herencia en el reino de Dios (Gálatas 5:21), ser desconocidos por Cristo (Mateo 10:33), sernos quitada nuestra parte en la nueva Jerusalén (Apocalipsis 22:19), morir porque escogimos vivir según la naturaleza pecaminosa (Romanos 8:13) y, como el hijo pródigo, tornarnos de haber estado espiritualmente muertos y perdidos (Lucas 15:24)! Esto obviamente describe una pérdida mucho mayor que sólo nuestra comunión con Dios (o recompensas), como a algunos deliberadamente les gusta que todos los demás crean.

 

Objeción #4. ¿Puede usted nacer de nuevo, de nuevo?

RESPUESTA:  Preguntar si podemos nacer de nuevo, de nuevo, es una pregunta retórica que ha confundido a algunos. Nacer de nuevo es lo mismo que ser salvado o creer en Jesús (Juan 3:3-18). Pero si uno dejase de creer en Jesús, y luego comenzara a creer de nuevo, ciertamente sería salvo de nuevo, como lo declara Romanos 11:23. Recuerde también el hijo pródigo quien se tornó vivo de Nuevo cuando se arrepintió (Lucas 15:24,32).

 

Objeción #5. Aquellos que verdaderamente son salvos perseverarán fielmente hasta el fin y nunca seguirán a nadie más.

RESPUESTA:  ¡Esto no fue verdad para el rey Saúl, el rey Salomón, el Apóstol Judas Iscariote, los discípulos anónimos de Juan 6:66, y ciertamente para muchos otros a través de los siglos!

 

Objeción #6. Jesús enseñó:

En verdad, en verdad os digo: el que oye mi voz y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida (Juan 5:24, Biblia de las Américas).

El versículo claramente dice que no viene a condenación. ¡Por lo tanto, uno no puede perder su salvación!

RESPUESTA:  De nuevo, la palabra cree en Juan 5:24 es en griego un participio presente activo 5.  Por lo tanto, el Señor aquí está diciendo que continuamente debemos estar creyendo en el Padre, esto es, en su testimonio acerca de Jesús. Esto implica que solo Jesús ha de ser el centro de nuestra confianza para la salvación de nuestra alma. Vea Mateo 17:5; compare con Juan 14:6. Nunca seremos condenados, mientras guardemos esta condición – una fe continua que se someta a Jesús y confíe 100% en él para la salvación de nuestra alma.

 

Objeción #7. Pablo creía que uno podía ser sexualmente inmoral y salvo al mismo tiempo, según 1 Corintios 5.

El hombre que tenía a “la esposa de su padre” – un terrible pecado- no perdió por ello su salvación... 6

A pesar del pecado de fornicación, Pablo todavía consideraba a la persona como a un hombre salvo. 7

Algunos han = considerado a 1 Corintios 5:5 como el versículo más fuerte en la Biblia para una vez salvo, siempre salvo, y yo no estaría en desacuerdo. 8

RESPUESTA: ¡A pesar de lo que Dave Hunt, Gromacki y Kendall dicen, el anónimo hombre de 1 Corintios 5, que era sexualmente inmoral, nunca fue identificado como un verdadero cristiano mientras era sexualmente inmoral!  Por el contrario, Pablo identificó a este hombre con el término malvado en el versículo 13, que es la misma palabra griega (poneros) hallada en Mateo 13:49,50 describiendo a aquellos que serán arrojados al horno de fuego:

Así será el fin del mundo. Vendrán los ángeles y apartarán de los justos a los malvados, y los arrojarán al horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de dientes (NVI).

Nota: Pablo sabía que el hombre era malvado basado en su inmoralidad sexual, independientemente de cualquier momento pasado de fe.

Pablo continúa diciendo de la misma persona en 1 Corintios 5:5:

Entregad a ese tal a Satanás para la destrucción de su carne, a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús (Biblia de las Américas).

De nuevo, Pablo sabía que este hombre sexualmente inmoral no estaba salvado, pues a la congregación corintia se le dijo que lo entregase a Satanás de modo que su naturaleza pecaminosa (carne, Biblia de las Américas) fuese destruida, para que su espíritu pudiera salvarse. Si tal hombre era todavía salvo en su estado sexualmente inmoral, Pablo no hubiese emitido esa directiva para que se hiciera tal cosa.

Asimismo, la misma palabra griega traducida carne (sarx) en 1 Corintios 5:5 se encuentra también en Gálatas 5:19 e incluye fornicación (porneia), el mismísimo pecado del cual era culpable el hombre anónimo de 1 Corintios 5 (v. 1). A la luz de Gálatas 5:19-21, especialmente con la advertencia del versículo 21 en mente, Pablo quería que su carne, o naturaleza pecaminosa (sarx) fuese destruida, no su cuerpo (soma), de modo que pudiera heredar el reino de Dios y no perderse.

Más allá de todo esto, en el mismo siguiente capítulo, Pablo específicamente mencionó a los sexualmente inmorales, afirma que son malvados y entonces dice, no seáis engañados, ellos no heredarán el reino de Dios:

¿No sabéis que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9,10, NVI).

A pesar de esta clara enseñanza de Pablo, quien sabía más acerca de la gracia que cualquiera en nuestro tiempo, muchos permanecen engañados acerca de los sexualmente inmorales. La verdadera gracia no permite la entrada de inmorales sexuales en el reino de Dios. ¡Solamente el mensaje de la gracia falsificada, que es una licencia para la inmoralidad, trata de hacer esto!

 

Objeción #8. Un niño no puede tornarse si aún no ha nacido, y no se puede poner fin a la relación entre un padre y un hijo. Una vez que se es un hijo, se es un hijo siempre. Por lo tanto, una vez que somos salvados estaremos siempre salvados. O como escribió Hal Lindsey:

Cuando naces en tu familia terrenal, puedes ser un triunfador o un fracasado en tu comportamiento, pero todavía eres miembro de esa familia. No hay forma de ser no nacido simplemente porque no estuviste adaptado a las normas de tu familia. Es lo mismo cuando naces en la familia de Dios. Puedes ser disciplinado por comportamiento erróneo, mas no serás rechazado. 9 

RESPUESTA:  Este argumento se basa en un hecho natural, que entonces se aplica a lo espiritual, lo cual no siempre es cierto (los adherentes de UVSSS frecuentemente cometen esta clase de equivocación de argüir desde lo natural hacia lo espiritual). Este tipo de error puede demostrarse por medio de los siguientes hechos: Antes de que nos tornásemos cristianos, todos éramos “hijos del diablo” (Hechos 13:10; 1 Juan 3:10), e “hijos del maligno” (Mateo 13:38). En otras palabras, el diablo era nuestro padre espiritual (Juan 8:44). ¡Sin embargo, esta relación espiritual de padre e hijo cambió en el momento de la salvación, según la Escritura! ¿No está usted contento de que las relaciones espirituales entre padres e hijos puedan ser concluidas?

Somos hijos de Dios a través de la fe en Cristo Jesús (Gálatas 3:26); no obstante es posible cesar de creer (Lucas 8:13), que nuestra fe sea destruida (2 Timoteo 2:18) y que nuestra fe naufrague (1 Timoteo 1:19,20).

Además, los ángeles y Adán son llamados “hijo(s) de Dios” (Job 1:6; Lucas 3:38, Reina-Valera 1960), pese a lo cual algunos ángeles y Adán perdieron su vida eterna, como también podemos perderla nosotros como hijos de Dios.

¡No podemos tornarnos no nacidos, como usted dice, pero podemos morir espiritualmente (Lucas 15:24,32; Romanos 8:13; Santiago 1:14,15, etc.)! Debemos perseverar hasta el fin para ser salvos (Mateo 10:22).

Finalmente, Lindsey escribió usted no será rechazado, pero Jesús dijo que si le negamos, él a su vez nos negará a nosotros (Mateo 10:33). ¿A quién habremos de creerle?

 

Objeción #9. Cuando uno se salva, recibe vida eternal. ¡Si tal vida pudiese perderse, no sería eterna! Por tanto, una vez que una persona es salvada, está salvada siempre.

Como escribió Hank Hanegraaf:

Y recuerde, la vida eterna viene al creyente a través de la fe en Cristo no como una vida por dos semanas, dos meses, o aun dos años; la vida eterna es vida perpetua. Comienza en el momento de la conversión y se extiende a través de eones de tiempo. 10

RESPUESTA:  Este tipo de argumento tiene tanto verdad como error, mezclados. Ciertamente, en el punto de la salvación, uno recibe vida eterna a causa de la fe en Cristo, ¡pero esto no requiere ni garantiza la posesión de tal vida, por toda la eternidad!

Lo esencial de este argumento se centra en torno de la posesión de la vida eterna, no de si la vida eterna es otra cosa que eterna. En tanto que la vida eterna siempre será eterna, la posesión de ella es algo completamente diferente.

 

Esto se prueba fácilmente notando que la vida eterna era eterna aun antes de que la persona jamás la poseyese. ¿No significa, entonces, que la vida eterna todavía permanecerá eterna, aunque uno no continúe poseyéndola?

 

Más aún, en tanto el cristiano tenga vida espiritual, es perpetua; pero según la Escritura ¡todavía puede morir espiritualmente (Romanos 8:13) y perder el reino de Dios (Gálatas 5:19-21)!

 

Objeción #10. David sólo perdió el gozo de su salvación por su adulterio y homicidio. Sabemos esto por su plegaria en el Salmo 51.

David cometió pecados de homicidio y adulterio. Debemos condenar sus pecados. Eran malos. Pero los pecados de David estaban bajo la sangre de Cristo, y en el Salmo cincuenta y uno, la plegaria de David muestra que él no había perdido su salvación, sino el gozo de salvación. 11

Asimismo, David era un hombre según el corazón de Dios y escribió parte de la Biblia. Esto demuestra UVSSS.

RESPUESTA:  ¡Decir que los pecados de adulterio y homicidio de David no le hicieron perder la salvación, basado en el Salmo 51:12, es contradecir a las Escrituras (1 Corintios 6:9,10; Apocalipsis 21:8, etc.)!

Solamente porque David oró para que el gozo de su salvación le fuera restaurado no significa que previamente no perdiese también su salvación, lo cual claramente ocurrió, de acuerdo con los versículos arriba mencionados.

Ya que el pródigo perdió su salvación a través de la inmoralidad sexual (Lucas 15:24,32), ¿por qué pensaría usted que David no la perdió por su inmoralidad sexual y homicidio? 

Note también que David recibió perdón inmediato en la presencia de Natán después de ser confrontado con sus pecados (2 Samuel 12:13 b). El Salmo 51 fue aparentemente escrito después de que David habia sido ya perdonado, no obstante lo cual en ese punto todavía no le había sido restaurado el gozo de su salvación:

Devuélveme la alegría de tu salvación: que un espíritu obediente me sostenga (Salmo 51:12, NVI).

Desde una perspectiva teórica, incluso si David no hubiese perdido su salvación por estos pecados, podría haber un pecado más grave que pudiera ser cometido, o alguna otra forma en que la salvación de uno pudiera serle negada. Por tanto, es imposible probar UVSSS del ejemplo y la plegaria de David.

Debemos también considerar esto; si cuando David estaba en pecado sin arrepentirse era o no era un adúltero u homicida tal como se definen en la Biblia, porque si lo era entonces él claramente no se encontraba salvo en ese tiempo, según 1 Corintios 6:9,10 y Apocalipsis 21:8. 

Para contestar esto, debemos considerar ¿cuántas veces debe uno asesinar o cometer adulterio para ser considerado homicida o adúltero, según las Escrituras? De nuevo, según la Biblia, ¿cuál es la respuesta?

Levítico 20:10 establece:

Si alguien comete adulterio con la mujer de su prójimo, tanto el adúltero como la adúltera serán condenados a muerte (NVI).

De este versículo aprendemos que un único acto de adulterio hace de una persona un adúltero o una adúltera.

Similarmente, en Números se revela la identidad de un asesino:

Si alguien golpea a una persona con un objeto de hierro, y esa persona muere, el agresor es un asesino y será condenado a muerte. Si alguien golpea a una persona con una piedra, y esa persona muere, el agresor es un asesino y será condenado a muerte. Si alguien golpea a una persona con un pedazo de madera, y esa persona muere, el agresor es un asesino y será condenado a muerte (Números 35:16-18, NVI).

De nuevo, un único acto de homicidio hace del hombre un asesino, según la Biblia.

¡No hay algún pasaje Bíblico que afirme que se requieran dos, o cinco, o veinte actos de adulterio o asesinato antes de que uno sea un adúltero o un homicida! ¡Además, las definiciones de estas palabras concuerdan con la evidencia de Levítico 20:10 y Números 35:16-18 acerca de un único acto!

Adicionalmente, con respecto al homicidio 1 Juan 3:15 afirma:

Todo el que odia a su hermano es un asesino, y ustedes saben que en ningún asesino permanece la vida eterna (NVI).

Según la Escritura, David fue un asesino premeditado. Por lo tanto, en aquel tiempo él no tenía la vida eterna morando (permaneciendo) en él, aunque sí la tenía antes de esto. Usted no necesita ir más lejos que esto (así, ¡David perdió mucho más que el gozo de su salvación por su adulterio y homicidio!).

Pero hay más. El Dios Soberano, quien conoce todo lo que hay para conocer acerca de la salvación, la gracia, su propio poder preservador, el amor y la fidelidad, habló desde su trono después de la obra infinita y concluida del Señor Jesucristo:

Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican artes mágicas, los idólatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Esta es la segunda muerte (Apocalipsis. 21:8, NVI).

¡David se encontraba claramente fuera de la salvación cuando estaba en pecado impenitente (como lo estaba Betsabé), según Apocalipsis 21:8! Si David no se hubiera arrepentido, hubiese perdido el reino, según la Escritura. Más aún, según 1 Reyes 15:5, David no volvió a extraviarse, de modo que él entró en el reino de Dios.

Por otra parte, cuando una persona así se arrepiente y encuentra perdón, ya no es más sexualmente inmoral, asesino, etc. Esto es especialmente claro en el caso del ladrón agonizante quien, justo antes de su muerte física, halló perdón instantáneo y fue al Paraíso (Lucas 23:42,43). De la lista de 1 Corintios 6:9,10, su exclusión del reino fue por lo tanto revertido en el momento de su perdón. Lo mismo puede decirse de David.

Finalmente, ¿cómo era David un hombre conforme al corazón de Dios? En Jeremías 3:15 leemos:

Entonces os daré pastores según mi corazón, que os apacentarán con conocimiento y con inteligencia (Biblia de las Américas).

Esta misma frase usada para David es también empleada aquí e indica guías espirituales que conducen a la gente con piadoso conocimiento y entendimiento. Pero por favor, note: no hay una “letra chica” en la Escritura que afirme la protección para ninguno que sea un hombre conforme al corazón de Dios, ningún escritor de la Biblia, 12 rey de Israel ni ninguna otra clase de persona, que se tornase sexualmente inmoral y asesino. La Escritura sólo dice llanamente que ellos terminarán en el lago de fuego (Apocalipsis 21:8). La única esperanza que tienen es la de arrepentirse, como lo hicieron David y el hijo pródigo.

¡Aquellos que profesan rechazar UVSSS pero sostienen que David nunca perdió su salvación están diciendo, en efecto, que uno puede ser adúltero y asesino y todavía permanecer salvo! Esto es también una licencia para la inmoralidad .

 

Objeción #11. Un verdadero cristiano nunca será condenado, como dice Romanos 8:1:

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús ... (Reina-Valera 1960)

RESPUESTA:  ¡Esta ninguna condenación mencionada en Romanos 8:1 se refiere solamente a aquellos que están en Cristo Jesús! Esto solamente puede ocurrir si continuamos en la fe, pues es definidamente posible no permanecer en el Hijo de Dios después de la salvación (Juan 15:6; 1 Juan 2:24; 2 Juan 9).

La Reina-Valera 1960 vierte la ninguna condenación en Romanos 8:1 como condicional solamente para los que “no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”:

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu (Reina-Valera 1960). 13

Finalmente, el mismo escritor inspirado por Dios de la Biblia que escribió Romanos 8:1 también nos dio 1 Timoteo 3:6.

No un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo (Reina-Valera 1960).

Aquí Pablo habló de la posible condenación de un nuevo convertido que fuese elevado a la posición espiritual de celador y cayera, por causa del orgullo, en la misma condenación que el diablo, esto es, el lago de fuego (Apocalipsis 20:10; Mateo 25:41). ¡Entonces, Pablo claramente no creía en una seguridad incondicional para aquellos verdaderamente salvos!

 

Objeción #12. Filipenses 1:6 demuestra UVSSS:

Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús (NVI).

RESPUESTA: Filipenses 1:6 necesita ser entendido a la luz del contexto de ese libro. Filipenses 2:12 declara que esta iglesia siempre había obedecido en la presencia de Pablo.  Aunque no de manera perfecta, este no era un grupo tibio buscador de placeres. No sólo obedecían siempre, sino que soportaban los mismos tipos de luchas que tenía Pablo (Filipenses 1:29.30), y ellos solos ayudaron a sostener a Pablo financieramente desde el principio y continuaban haciéndolo mientras la carta estaba siendo escrita (Filipenses 4:14-16).

Además del contexto del libro, el contexto inmediato del versículo muestra claramente por qué Pablo estaba tan convencido, como dice en el versículo 6. El verso 7 dice:

Es justo que yo piense así de todos ustedes porque los llevo en mi corazón... (NVI).

¡La base del convencimiento de Pablo, mencionado en el versículo 6 no era una UVSSS garantizado, que muchos creen ver en el pasaje! La base del convencimiento de Pablo mencionado en el versículo 6 era que él los tenía en su corazón, lo cual esto significaba que ellos serían auxiliados en sus luchas personales por las sentidas oraciones de Pablo citadas en los versículos 9-11. La misma frase mencionada en el versículo 6, “hasta el día de Cristo Jesús” vuelve a repetirse en el versículo 10 como “para el día de Cristo,” lo cual conecta el convencimiento de Pablo sobre ellos con sus oraciones por ellos.

 

Objeción #13. Somos hechos hijos de Dios, no puestos en aprobación 

RESPUESTA: Sí, es cierto que nos convertimos en hijos de Dios en el momento de la salvación (Juan 1:12; Gálatas 3:26). Sin embargo, la Biblia también dice:

Hemos llegado a tener parte con Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio (Hebreos 3:14, NVI).

¡Este versículo también es verdad! Mejor que emplear la expresión (aprobación) sería decir, conforme a la Escritura, que después de la salvación de uno somos hijos de Dios con un libre albedrío y el potencial de no heredar el reino de Dios a causa de ciertos pecados (1Corintios 6:9,10), doctrinas falsas acerca de la salvación (Gálatas 5:2-4; 2 Juan 9) o la persecución (Mateo 10:33, compare Apocalipsis 2:10,11). 

 

Objeción #14. Yo concuerdo con Dave Hunt, quien escribió:

La salvación es el pleno perdón de la pena del pecado, pasado, presente o futuro...   14

Por lo tanto, después de la conversión los pecados no pueden quitarnos nuestra salvación.

RESPUESTA: Es verdad que la salvación es por gracia. Sin embargo, ¡el resto de este tipo de argumento es contradicho por la Escritura! Vea el consejo de Pedro a Simón  (Hechos 8:22,23), Proverbios 28:13 y la enseñanza de Juan en este tema (1 Juan 1:9). Esta es la base Bíblica  para obtener perdón de los pecados después de la salvación inicial.

En la salvación inicial, todo pecado hasta ese punto es perdonado y olvidado (Lucas 23:42,43; 18:9-14; Hechos 10:43-48; Salmo 103:12).  Sin embargo, todos los pecados cometidos posteriormente no son automáticamente cubiertos. ¡Si lo fueran, entonces Romanos 8:13, 2 Corintios 7:1, Gálatas 5:19-21; 1 Timoteo 5:22; Apocalipsis 3:4, etc, carecerían de sentido! 

Además de esto, Jesús claramente les enseñó a aquellos que ya habían sido salvados que sus pecados futuros no serían automáticamente perdonados. Él estableció una condición:

Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas (Mateo 6:14,15, NVI).

¡Finalmente, podemos negar nuestra salvación en otras formas además de a través del pecado! Según las Escrituras, esto puede ocurrir por aceptar un falso plan de salvación (Gálatas 5:2-4; 1 Juan 2:24,25) o por negar a Cristo durante un tiempo de persecución (Mateo 10:33; Apocalipsis 14:9-12).

Algunos citan Colosenses 2:13 para enseñar que todos nuestros pecados –pasados, presentes y futuros – son perdonados en la salvación. ¿Dice realmente esto ese versículo? Leemos:

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándolos todos los pecados (Reina-Valera 1960).

Este pasaje enseña que solamente nuestros pecados pasados han sido perdonados en la salvación. Esto se torna más evidente con otros pasajes Bíblicos:

Pero el que carece de estas virtudes es ciego o corto de vista, habiendo olvidado la purificación de sus pecados pasados (2 Pedro 1:9, Biblia de las Américas).

Pedro no mencionó pecados presentes y futuros – solamente pecados pasados que fueron limpiados en el momento de la salvación. No obstante, eran todos los pecados en el sentido de Colosenses 2:13, es decir, todas las transgresiones cometidas hasta el punto de la salvación inicial.

Todavía aun más clara es 1 Juan 1:9, que establece que debemos confesar nuestros pecados después de la salvación para obtener perdón por nuestros pecados cometidos posteriormente a ella.

La palabra traducida todos en Colosenses 2:13 debe ser entendida teniendo en mente su contexto para brindar el significado apropiado. La misma palabra se encuentra en Lucas 2:1 y es traducida todo en la Reina-Valera 1960:

Aconteció en aquellos días, que se promulgó un decreto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.

El contexto revela que solamente el Imperio Romano, sobre el cual regía César Augusto, es el significado propio de todo en este pasaje. El decreto de César no se extendía más allá de su gobierno político. Similarmente, debemos entender Colosenses 2:13 de este modo. La NVI traduce Lucas 2:1 como todo el imperio romano.

 

Objeción #15. Dios no salvaría a una persona para luego enviarla al infierno. No hay cordónes unido a la salvación.

RESPUESTA:  ¡Este no fue el caso del Apóstol Judas Iscariote, del rey Saúl, ni de otros!  La real verdad es que Dios nunca forzaría a una persona a seguir fielmente a Jesús hasta el mismo fin, ni siquiera aun después de que su fe en Jesús produjera salvación.

Además, su objeción es como decir: “Dios nunca daría su Espíritu para después quitarlo de una persona” o “Dios nunca le daría a alguien el derecho de entrar a la santa ciudad para luego quitarlo.” Ambas ideas son claramente contrarias a la Escritura (1 Samuel 16:14; Apocalipsis 22:18,19).

Lea y considere seriamente el capítulo 2 y 3 de Apocalipsis. Se sorprenderá mucho por las afirmaciones de Jesús a las iglesias de Asia después de su propia muerte en la cruz y a través de quien ya había venido la gracia salvadora. A pesar de su sangre que había sido derramada y de sus continuas oraciones por estos creyentes, él los amonestó severamente y les advirtió sobre cosas que los maestros de UVSSS nunca podrían repetir. Note especialmente Apocalipsis 2:10,11; 3:2-5; 3:15,16.

 

Objeción #16. Yo creo en UVSSS porque creo en terminación de la obra de Cristo.

RESPUESTA:  El autor anónimo de Hebreos ciertamente creía también en la obra terminada de Cristo (Hebreos 7:27; 9:26; 10:11-14). ¡Esto, sin embargo, no significa que él creyera también en UVSSS (Hebreos 3:12-14; 6:4-6; 10:26-31)! Lo mismo puede decirse en otra parte acerca de Pablo (Romanos 6:10, compare Romanos 8:13; Gálatas 5:19-21; 6:8,9; 1 Timoteo 3:6; 2 Timoteo 2:12; etc.).

Aún más, ¡nadie creía más en la obra terminada de Cristo que Cristo mismo!. No obstante, después del Calvario, él les dijo a aquéllos ya salvos:

No temas lo que estás por sufrir. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda (Apocalipsis 2:10,11, Biblia de las Américas).

Tratar de igualar UVSSS con la obra terminada de Cristo es un esfuerzo sutil para desacreditar de inmediato una seguridad condicional para el creyente, la cual está sólidamente apoyada por muchos pasajes Bíblicos y ejemplos concretos de apostasía.

La obra terminada de Cristo es la base para el cristianismo, pero no tiene nada que ver con esta controversia con respecto a la seguridad del creyente. La gente de ambos lados de la controversia cree en la obra terminada de Cristo.

 

Objeción #17. Aquellos que son salvos tenemos una herencia “incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos” para nosotros (1 Pedro 1:3,4).

RESPUESTA:  Este maravilloso pasaje de la Escritura solamente describe la herencia del cristiano. ¡No dice que no podemos anular esta herencia a través de nuestras actividades o creencias después de la conversión! De hecho, esta mismísima cosa fue reiteradamente declarada por los escritores del Nuevo Testamento (Gálatas 5:21; Efesios 5:5-7; 1 Corintios 6:9,10; 15:2; Santiago 2:5, compare 4:4; etc.).

 

Objeción #18. Jesús oró al Padre para que protegiese a sus discípulos y que ninguno se perdiera. Ciertamente, el Padre escuchó la oración de Jesús.

RESPUESTA:  El versículo al que se hace referencia es al de Juan 17. ¡Esto, sin embargo, no es una certeza de permanecer salvo! En la misma oración, Jesús también oró por la completa unidad de los creyentes (Juan 17:23). Claramente, de 1 Corintios 1:10-13, esto no ocurrió. Por tanto, aquí debe de haber algún factor externo, no mencionado, que debe considerarse. ¡Recuerde que fue Jesús mismo quien les dijo a sus discípulos que ellos deberían “perseverar hasta el fin para ser salvos” (Mateo 10:22) y permanecer en él o ser arrojados al fuego (Juan 15:4-6)!

Además, según Romanos 8:34 y Hebreos 7:25, Jesús está ahora orando por nosotros a la diestra de Dios. Esto, sin embargo, no significa que sus siervos no puedan ser engañados por falsos maestros hasta el punto que pudieran caer de la gracia y Cristo no les sirviese de nada a ellos (Gálatas 5:2-4); se tornasen tibios y fueran escupidos del cuerpo de Cristo (Apocalipsis 3:15,16); muriesen espiritualmente a causa del pecado (Romanos 8:13; Gálatas 5:19-21; Santiago 1:14,15); etc.

Sus poderosas oraciones y nuestro libre albedrío obran conjuntamente. Aparentemente, nuestro libre albedrío puede superar a sus increíblemente poderosas oraciones y su voluntad para nosotros, o ningún cristiano jamás sería engañado por falsa enseñanza ni caería jamás en ningún tipo de pecado, ya que esta no es la voluntad de Dios para nosotros.

La voluntad de Dios para nosotros puede potencialmente ser anulada por nuestro propio libre albedrío. Esto es también evidente de lo siguiente: Es su voluntad que ninguno perezca (2 Pedro 3:9), y no obstante la mayoría perecerá (Mateo 7:13,14). Por tanto, la voluntad de Dios no siempre es cumplida.

Esta es la primera parte de tres, para continuar a la segunda parte por favor haga click al siguiente enlace



Alcance Evangelistico
Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA



1    John R. Rice, ¿Puede Una Persona Salva Perderse Alguna Vez? “Can A Saved Person Ever Be Lost?” (Murfreesboto, TN: Editorial Espada del Señor, Sword of the Lord Publishers, 1943), pág. 21

 

2    Spiros Zodhiates, Estudio Completo de Palabras del Nuevo Testamento “The Complete Word Study New Testament”, KJV (Chattanooga, TN: Editorial AMG, Segunda Edición, 1992) pág. 348

 

3    Robert Glenn Gromacki, La Salvación Es Para Siempre “Salvation is Forever” (Chicago: Editorial Moody Press, Tercera Impresión, 1976), pág. 75

 

4    Zodhiates, Estudio Completo de Palabras del Nuevo Testamento “The Complete Word Study New Testament”, pág. 314

 

5    Zodhiates, Estudio Completo de Palabras del Nuevo Testamento “The Complete Word Study New Testament”, pág. 323

 

6    Dave Hunt, El Llamado de Berea “The Berean Call”, Julio 1996, pág. 3

 

7    Gromacki, La Salvación Es Para Siempre “Salvation is Forever”, pág. 138

 

8    R. T. Kendall, Una Vez Salvo Siempre Salvo “Once Saved, Always Saved” (Chicago: Editorial Moody Press, 1985), pág. 156

 

9    Hal Lindsey, La Liberación del Planeta Tierra “The liberation of Planet Earth”, (Grand Rapids, MI: Editorial de Publicaciones Zondervan, 1974), pág. 221

 

10  Hank Hanegraaff, Perspectiva CRI, Cristianos y Seguridad de la Salvación “Christian and The Assurance of Salvation”.

 

11  John R. Rice, ¿Puede Una Persona Salva Perderse Alguna Vez? “Can A Saved Person Ever be Lost?” pág, 16

 

12  Jesús se dirigió a Apóstoles quienes luego serían los escritores de la Biblia, como lo fue David, sin embargo les dijo que si ellos lo desconocerían delante de los demás que él también los desconocería (Mateo 10:33) y que ellos tandrían que perseverar hasta el final para ser salvos (Mateo 10:22). Ningún privilegio especial les fue concedido porque serían escritores de la Biblia o porque fueran Apóstoles!

 

13  Similarmente, Romanos 8:4, en la Nueva Versión Internacional dice, “que no vivimos según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu.”

 

14  Dave Hunt, Boletin CIB (Camarillo, CA: Departamento de Informacion Cristiana), Junio 1989, Vol.5, No. 6, pág. 1.