Escrito Y Publicado En Amor Cristiano

¿Los Católicos Realmente Oran A María?

 

Dan Corner

 

[Usted puede hacer copias de este artículo, pero respetando su contenido, sin modificaciones, adiciones u omisiones de ningún tipo, e incluyendo el nombre y la dirección del ministerio que se encuentran al final. Todos los pasajes bíblicos son de la Nueva Versión Internacional, a menos que se indique lo contrario.] 

 

A través de los años he notado cómo muchas sectas tienden a negar, en ciertas ocasiones, las mismas enseñanzas que atesoran. Al parecer lo hacen para que su religión parezca más cristiana y aceptable de lo que realmente es, especialmente cuando están conversando con un posible converso o alguien que tiene influencia. 

 

Los católicos hacen exactamente eso cuando hablan sobre orar a María, es decir, algunas veces los católicos niegan el hecho de que oran a María. Ellos intentan encubrir este hecho declarando que tan solo rezan por medio de María. Aunque es verdad que ellos algunas veces rezan por medio de María, también le rezan directamente a María, y esto puede ser probado fácilmente. A continuación exponemos una de sus propias oraciones a María, que fue escrita por un hombre al que han exaltado hasta el punto de convertirlo en “santo católico” luego de su muerte: Alfonso Liguori. Estas oraciones a María (incluyendo las otras que le siguen) están tomadas del libro “My Prayer Book (Mi Libro de Oraciones) impreso por Regina Press (Publicaciones Regina) y registrado en 1981. Este libro contiene el Nihil Obstat de Otto L. Garcia, j.c.d. y el Imprimatur de Francis J. Mugavero, d.d., Obispo de Brooklyn, Nueva York. (Todos los énfasis en fuente negrita aplicados en estas oraciones son míos

 

 

Las Oraciones del Santo Católico Liguori a María

 

Oh Santísima e inmaculada Virgen, Madre mía; tú eres la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la abogada, la esperanza, el refugio de los pecadores, y yo, el más miserable entre los pecadores, me acerco hoy a ti.

 

Te venero, Oh gran Reina, y te agradezco por la abundante gracia que has impartido sobre mí, y quiero darte gracias especialmente por haberme salvado muchas veces del castigo de Dios, un castigo que yo merecía.

 

Te amo, amabilísima Reina, y por el amor que te tengo, prometo servirte por siempre y haré todo lo posible para que otros te amen. Pongo toda mi esperanza y mi completa salvación en ti. 

 

Recíbeme como tu siervo, Oh Madre de Misericordia, y cúbreme con el manto de tu protección.

 

Ya que eres tan poderosa junto a Dios, líbrame de todas las tentaciones, o al menos, consígueme las gracias para que las supere hasta mi muerte. 

 

Te pido que me des un verdadero amor hacia Cristo Jesús, y a través de ti espero morir una buena muerte. Madre mía, por el amor que tú tienes por Dios, te suplico que siempre me ayudes, especialmente en el último momento de mi vida. 

 

No me abandones hasta que me veas a salvo en el cielo.

 

Espero agradecerte y alabarte por siempre allí. [Páginas 209 y 210]

 

Alfonso Liguori también fue exaltado por la Iglesia Católica y acreditado con el título honorífico de Doctor. Esto toma una gran importancia cuando uno se da cuenta que la Iglesia Católica reconoce en total a menos de tres docenas de doctores. 

 

Si usted lee atentamente esas oraciones a María y conoce el mensaje del Nuevo Testamento, puede ver de una forma dolorosamente clara que el Catolicismo ha inventado peligrosamente su “María” y la ha exaltado hasta ponerla en la posición que los cristianos deben cuidadosamente reservar solamente para Dios y para el Señor Jesús.

 

Además, está más allá de toda duda que la idolatría es la base de la doctrina Católica con respecto a María, como se ve claramente arriba y por todas partes.

 

A esto hay que agregar que la María del catolicismo supuestamente tiene un rol muy importante en la salvación misma. De hecho, Ligouri demostró por las oraciones expuestas arriba, que confiaba al 100 % en María para su salvación, sin mención del nombre de Jesús. Con solo este error doctrinal, ya alcanza para que una persona vaya al Infierno.  

 

 

Más Evidencia

 

Desgraciadamente, esa clase de oración a María no es algo que está aislado. Note los conceptos similares en la siguiente oración bajo el título de En Honor a la Señora de Czestochowa (In honor of Our Lady of Czestochowa):

 

Santa Madre de Czestochowa, llena de gracia y bondad, te traigo mis pensamientos, mis palabras y acciones para tu bendición. Bendice mi vida y bendice a tu pueblo y haznos libres. Danos gozo en medio del sufrimiento y fuerza en la persecución, guía nuestros caminos en esta tierra y llévanos a la vida eterna, Amén. [ibid., pág. 168.]

 

En otra oración a María leemos:

 

. . . Ya que tú eres la siempre Virgen María y la Madre del verdadero Dios, consíguenos de tu santísimo Hijo la gracia de mantener nuestra fe, una dulce esperanza en medio de las amarguras de la vida, una caridad apasionada, y el precioso regalo de la perseverancia final. Te lo pedimos por medio de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, quien vive y reina contigo y por el Espíritu Santo, Dios uno, por siempre jamás. Amén. [ibid., pág. 167] 

 

Luego tenemos La Oración de los Treinta Días a la Bendita Virgen María (The Thirty DaysPrayer to the Blessed Virgin Mary). La última parte de esa oración se cita a continuación: 

 

. . . Consígueme de la misma forma, Oh sagrada Madre de Dios, la perseverancia en las buenas obras, una buena resolución de mis decisiones, mortificación de mi propia voluntad, una conversación piadosa en mi vida, y en mis últimos momentos, fortaleza y un arrepentimiento sincero, acompañado con una presencia viva, conciente y dispuesta, para que pueda recibir dignamente el último Sacramento de la Iglesia, y morir con tu amistad y tu amparo. 

 

Por último, consigue, te suplico, para las almas de mis padres, hermanos, parientes, y benefactores, vivos y muertos, la vida eterna. Amén. [ibid., pág. 220].

 

Es vergonzosamente triste saber que cerca de un billón de Católicos están creyendo tales cosas sobre una inexistente María que fue inventada gradualmente a través de los siglos hasta convertirse la que se dice ser en la actualidad: “vida, dulzura y esperanza”, como es desvergonzadamente aludida en el Rosario. Para ser más precisos, la María del Catolicismo no es la María de la Biblia, sino una invención y visión imaginaria, una María sin pecado, reina del cielo, y supuestamente mediatriz y dadora de todas las gracias. La María del Catolicismo no existe más que papá noel, o el conejo de pascuas. Nuevamente, esta María no es la María de la Biblia, sino un engaño y un reemplazo espiritualmente mortal de Jesús y Dios mismo. Ella no tiene ninguna autoridad para conseguirnos vida eterna, perseverancia final, gracia para superar pecados, etcétera. Si usted deposita su esperanza de completa salvación en ella (como se muestra en las oraciones de arriba) es seguro que perecerá. Por favor tenga cuidado de esto. 

 

 

Elimine Toda Duda

 

En lugar de preguntarse si estas declaraciones son verdad, por favor lea a través de todo el Nuevo Testamento por usted mismo y aprenda la verdad de Dios de primera mano. Usted rápidamente notará que la verdadera María es muy raramente mencionada, y nunca tiene algún rol en obtener gracia, protección o salvación. Ella no tiene especial influencia hacia Dios a través del Señor Jesús, como se demuestra cuando los 120 hermanos estaban juntos en el aposento alto, y elevaron una oración a Dios sin la especial intercesión o ayuda de la entonces presente María. 

 

En Caná, María no tenía más influencia sobre Jesús que la que tuvo Jairo en Marcos 5:22-42 o la mujer cananea de Mateo 15:22-28, etcétera.

 

Esté seguro de que esta información es precisa, fue escrita en verdadero amor Cristiano y con el deseo de que usted ame la verdad y las personas encuentren la verdadera salvación que viene solamente como resultado de apartarse de todos los pecados y depositar una fe sumisa en el Señor Jesús (que es nuestra verdadera vida, dulzura y esperanza) para salvación. Esto fue escrito para ayudarlo a usted, no para herirlo.

 

Nuestro amor por los Católicos es tan grande, que estamos dispuestos a ser odiados, falsamente etiquetados de burladores de católicos, y otros tantos nombres falsos para hacerle llegar a usted esta información sobre la salvación. Tratar a un Católico sincero como cristiano, viendo que ha sido engañado fatalmente por sus líderes y maestros de apologética, no es actuar con amor y misericordia.  

 

Si la Iglesia Católica supuestamente tuviera alguna verdad sobre la salvación, nunca podría respaldar tales malignas oraciones o maestros como Liguori. Tampoco podrían los líderes católicos respaldar este libro de oraciones del que se ha citado en las oraciones de arriba. Al hacer eso, sólo revelan su idólatra postura doctrinal que sigue estando en su sistema religioso, y su engaño sobre María y sobre el plan de salvación, y con esto siguen haciendo tropezar a las personas sinceras hacia el infierno. 

 

 

Para Que Nadie Tropiece

 

La Biblia cita una situación en la que una mujer trató de exaltar a María con la excusa de que María dio a luz a Jesús y lo crió, al igual que lo hace el catolicismo actualmente. El Señor Jesús rápida y públicamente censuró ese concepto para que nadie tropiece por él:

 

Mientras Jesús decía estas cosas,  una mujer de entre la multitud exclamó:  ¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó!” —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen. (Lc. 11:27-28).

 

Por favor lea este y otros artículos relacionados para más información vital
Información para los Católicos 

 

Esté seguro de que usted puede confiar en la Biblia para conocer la verdad de Dios mucho más que en cualquier persona, incluyendo su propio cura o familia. De hecho, su destino eterno depende en lo que usted haga con el mensaje de la Biblia.

 

Dios le bendiga.

 

Regrese a Alcance Evangelístico 
www.alcanceevangelistico.org

 

Contáctenos o únase a nuestra lista de correos 

 

Dirección Postal:

Evangelical Outreach
PO Box 265, Washington, PA 15301