Escrito y Expuesto en "Amor Cristiano"

¿Es María La Madre De La Iglesia?

Es cierto, uno de los títulos más importantes que el Catolicismo le atribuye a María es el de Madre de la Iglesia. La institución Católico Romana obtiene esta enseñanza que exalta a María principalmente de las palabras de Jesús mientras colgaba de la cruz:
Cuando Jesús vio a su madre, y a su lado al discípulo a quien él amaba, dijo a su madre "Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego dijo al discípulo "Ahí tienes a tu madre." Y desde aquel momento ese discípulo la recibió en su casa. (Juan 19:26,27 NVI).

María Era Una Viuda en la Cruz

Pero hay otra manera de interpretar el pasaje de arriba, la cual es mucho más consistente con otras Escrituras que describen a María y cómo los Cristianos originales la veían a ella. Antes de que miremos estos otros pasajes relevantes, vamos a examinar el contexto de Juan 19:26,27. En ese punto en el tiempo, José estaba muerto y había dejado a María viuda. Esto se deriva de la última vez en que escuchamos de José, lo cual fue en Lucas 2 cuando Jesús estaba en el templo a la edad de 12 años. Dieciocho años más tarde cuando Jesús comenzó Su ministerio, nunca se menciona a José otra vez con María, lo cual es fácil de entender si él ha muerto, como muchos piensan. En vez de que José estuviera con María (lo cual es lo que esperaríamos) durante el ministerio de enseñanza de Jesús en la tierra, en la cruz y en el Aposento Alto, se cita a María frecuentemente con sus otros hijos solamente (Mateo 12:46-49; Marcos 3:31-34; Lucas 8:19-21; Juan 2:12; Hechos 1:14) o sola (Juan 19:26,27 NVI).

Los Otros Hijos de María Eran
No Creyentes Cuando Jesús Murió

Aun más, los otros hijos de María, que nacieron después de Jesús, eran no creyentes durante su ministerio en la tierra. La Escritura dice:
Algún tiempo después, Jesús andaba por Galilea. No tenía ningún interés en ir a Judea, porque allí los judíos buscaban la oportunidad para matarlo. Faltaba poco tiempo para la fiesta judía de los Tabernáculos, así que los hermanos de Jesús le dijeron, "Deberías salir de aquí e ir a Judea, para que tus discípulos vean las obras que realizas, porque nadie que quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas cosas, deja que el mundo te conozca." Lo cierto es que ni siquiera sus hermanos creían en él. (Juan 7:1-5 NVI)
Así que cuando Jesús estaba muriendo en la cruz, María era una viuda y sus otros hijos no eran creyentes en ese momento. (Eso cambió muy pronto después). Por tanto, Jesús comisionó a Juan a que llevara a María a su casa y cuidara de ella, como él cuidaría de su propia madre en lo natural, lo que haría a Juan como un hijo de María. El más sabio y más fuerte cuida del más débil y endeble, así que Juan cuidó de María. El uso indebido de Juan 19:26,27 al leer su contenido como que María fue hecha Madre de la iglesia ha llevado a muchos a enfocarse en María para sus necesidades espirituales, lo que no viene de la Escritura, en vez de mirar a Jesús según la Biblia declara.

Los Cristianos Cuidan de las Viudas

También recuerde que cuidar las viudas es fundamental a la Cristiandad:
Pero si una viuda tiene hijos o nietos, que éstos aprendan primero a cumplir sus obligaciones con su propia familia y correspondan así a sus padres y abuelos, porque eso agrada a Dios. (1 Timoteo 5:4 NVI)

La religión pura y sin macha delante de Dios nuestro Padre es ésta atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo. (Santiago 1:27 NVI)

Jerusalén es nuestra Madre

Vamos ahora a considerar otra evidencia de la Escritura sobre este tema de María siendo Madre de la Iglesia. Primero, ¿se le ha dado este título alguna vez a ella o a alguien? Es chocante que se encuentre en Gálatas 4:26 pero que no se le atribuye a María:
Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre.
Es claro, el apóstol del Señor enseñó que la Jerusalén celestial es la madre de la iglesia y no María. También se debe mencionar que la última vez que se menciona a María en las epístolas es en este mismo capítulo, pero no se la nombra, aun en la manera más leve, como que tuviera un rol exaltado, como se esperaría si ella fuera la madre de la iglesia. Así es como se refiere a María:
Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo nacido de una mujer, nacido bajo la ley. (Gálatas 4:4 NVI)
En Gálatas 4 se demuestra que María es sólo una mujer y nada más. ¡Si Pablo hubiera creído que María era la Madre de la Iglesia él hubiera tenido una oportunidad de oro para mencionarlo en Gálatas 4 pero no lo hizo!

"Quien Ha Sido una Madre para Mí"

Aun más, en su epístola a los Romanos, Pablo menciona quién ha sido "una madre para él," pero no fue María, la madre de Jesús:
Saluden a Rufo, distinguido creyente, y a su madre, que ha sido también como una madre para mí. (Romanos 16:13 NVI)
La madre de Rufo fue como una madre para Pablo y la única figura materna que él menciona. Si María fue la madre de la iglesia, como algunos leen en Juan 19:26,27, ¿podría declarar Pablo esto sin mencionar a María? ¡Nunca!

Jesús Nunca Exaltó a María Por
Encima De Sus Otros Discípulos

También se debe enfatizar que el Señor Jesús nunca exaltó a María por encima de sus discípulos. Considere cuidadosamente las palabras eternas de Jesus:
Señalando a sus discípulos, añadió, "Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos. Pues mi hermano, mi hermana y mi madre son los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo." (Mateo 12:49,50 NVI)

"¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? replicó Jesús. Luego echó una mirada a los que estaban sentados alrededor de él y añadió, "Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos." Cualquiera que hace la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana y mi madre." (Marcos 3:33-35 NVI)

La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero como había mucha gente, no lograban acercársele. "Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte" le avisaron. Pero él les contestó, "Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica." (Lucas 8:19-21 NVI)

Interprete La Escritura Con Escritura

De acuerdo a Jesús, todos sus discípulos son iguales a María. De acuerdo al Señor ella no es honrada por encima de la iglesia como su madre. ¿Entonces por qué alguien debe interpretar Juan 19:26,27 en una manera que contradice estas otras Escrituras relacionadas? Nosotros necesitamos dejar que la Escritura interprete la Escritura.

¡Uno también debe preguntarse por qué Juan nunca exaltó a María, o aun la mencionó a ella, en alguna de sus epístolas! Lo mismo se puede decir de Pedro, de quien los católicos enseñan que fue el primer Papa. Es cierto, él debió haber exaltado a María como muchos otros papas han hecho a través de los siglos, pero aparentemente él no pensó que tenía algún rol especial en los varios temas que él atendió en sus epístolas, los que incluyeron la salvación y la oración.

Jesús La Refutó Públicamente

Volviendo a Jesús, considere su enseñanza eterna que públicamente refutó a una mujer que trató de exaltar a María en base a que ella dio a luz a Jesús:
Mientras Jesús decía estas cosas una mujer de entre la multitud exclamó; "¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó." "Dichosos más bien" contestó Jesús "los que oyen la palabra de Dios y la obedecen." (Lucas 11:27,28)
Es como si un Católico de hoy día, que estaba tratando de sobre-exaltar a María en la presencia de Jesús, estuviera allí y fuera refutado abiertamente en público por el Señor.

María En El Aposento Alto

Se necesita citar un último pasaje de la Escritura que ocurrió después de la muerte de Jesús en la cruz y cuando los discípulos, que totalizaban 120, estaban todos reunidos:
Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y los hermanos de Jesús y su madre María. Por aquellos días Pedro se puso de pie en medio de los creyentes, que eran un grupo como de ciento veinte personas, y les dijo "Hermanos, tenía que cumplirse la Escritura que, por boca de David, había predicho el Espíritu Santo en cuanto a Judas, el que sirvió de guía a los que arrestaron a Jesús. Judas se contaba entre los nuestros y participaba en nuestro minsterio. (Con el dinero que obtuvo por su crimen, Judas compró un terreno; allí cayó de cabeza, se reventó, y se le salieron las vísceras. Todos en Jerusalén se enteraron de ello, así que aquel terreno fue llamado Acéldama, que en su propio idioma quiere decir 'Campo de Sangre.') Porque en el libro de los Salmos" continuó Pedro "está escrito, 'Que su lugar quede desierto, y que nadie lo habite.' También está escrito 'Que otro se haga cargo de su oficio.' Por tanto, es preciso que se una a nosotros un testigo de la resurrección, uno de los que nos acompañaban todo el tiempo que el Señor Jesús vivió entre nosotros, desde que Juan bautizaba hasta el día en que Jesús fue llevado de entre nosotros" Así que propusieron a dos a José, llamado Barsabás, apodado el Justo y a Matías. Y oraron así, "Señor, tú que conoces el corazón de todos, muéstranos a cuál de estos dos has elegido para que se haga cargo del servicio apostólico que Judas dejó para irse al lugar que le correspondía." Luego echaron suertes y la elección recayó en Matías; así que él fue reconocido junto con los once apóstoles. (Hechos 1:14-26 NVI)
Pedro y Juan estaban presentes, pero otra vez es la ausencia de cualquier clase especial de honor hacia María, ¡aun cuando se suponía que ella era la Madre de la iglesia en ese momento y alegadamente declarada como tal justo varias semanas antes!

Los Discípulos No Dependía
De la Intercesión de María

Aun más, ¡los discípulos tenían una petición de oración muy importante, pero no hicieron que María se la presentara a Dios! Es aparente, ellos tampoco consideraron su intercesión como una más poderosa que la de ellos mismos ni pensaron que ella fuera mediadora de toda gracia. En vez, ellos oraron directamente a Dios y sin ir a través de un santo, como Abraham, Ezequiel, Daniel, etc.

Considere Esto

Para finalizar, considere esto sobre la maternidad de María con la iglesia. Proverbios 1:8,9 lee:
Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Adornarán tu cabeza como una diadema; adornarán tu cuello como un collar.
Si María es la Madre de la Iglesia, ¿por qué no tenemos otras palabras de sabiduría de ella para guiarnos a nosotros? Ella no escribió libros en el Nuevo Testamento. También, por qué no nos enseñan a nosotros que María estaba cuidando gentilmente de los nuevos convertidos al Cristianismo, como nosotros creemos le compete dicho rol:
... Los tratamos con delicadeza. Como una madre que amamanta y cuida a sus hijos. (1 Tesalonicenses 2:7)
Pero el punto de todo esto es que nunca se muestra algún título o inferencia en toda la Escritura de que María sea la Madre de la Iglesia, como piensan los Católicos. De hecho, hay más evidencia de la Escritura que deniega esta enseñanza Católica en vez de afirmarla.

Enfocar esta enseñanza exclusivamente en Juan 19:26,27 es desviar almas preciosas lejos de la verdad hacia algo diferente a lo que la Biblia declara sobre este tema, lo cual ha llevado a la destrucción espiritual de la gente que ha tratado de llegar a Dios, pero haciéndolo de manera diferente a la Escritura. La salvación sólo se encuentra en Jesús. Nosotros llegamos a Él cuando vamos a Él sinceramente y arrepentidos, pero nunca a través de María.

Por favor lee nuestro otro artículo relacionado.


Regresa a Alcance Evangelístico
www.alcanceevangelistico.org

Cartas electronicas: pablo@alcanceevangelistico.org