Escrito Y Publicado Con Amor Cristiano

¿Es María la madre de Dios?

 

Por Dan Corner

Se concede el permiso para reproducir este artículo,

pero sin alterar su contenido en ninguna manera.

 

 

La Iglesia Católica ha proporcionado cientos, aún miles de títulos a María la madre de Jesús. El título más común es La Madre de Dios. De hecho, algunos católicos simplemente les gusta utilizar el impresionante término sinónimo theotokos al hacer referencia a María. El título parece lógico cuando uno considera que Jesús es Dios y que María dio a luz a Jesús. En otras palabras, desde una perspectiva católica se podría construir un silogismo como el siguiente: 

 

Jesús es Dios.

María es la madre de Jesús.

Entonces, María es la madre de Dios.

 

 

Jesús es tanto Dios como hombre

 

Si María no es la madre de Dios entonces dicho silogismo está de alguna manera errado, pero ¿dónde? Vayamos a las escrituras para obtener mayor información. Primero que todo, concerniente a la identidad de Jesús, aprendemos que Jesús es tanto Dios como hombre. (Debido a que la deidad de Jesús no es cuestionada entre católicos, sólo se citará evidencia de su humanidad) Por favor note las siguientes Escrituras que indican que Jesús es

 

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (1 Timoteo 2:5)

 

Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos! Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver con* una multitud de transgresiones. Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo. (Romanos 5:15-17)

 

También se puede comprobar fácilmente que Jesús era hombre porque tuvo hambre, sed, durmió, etc, de la misma manera que todos los hombres. La biblia enseña que Dios se hizo carne. Ponderar el siguiente pasaje:

 

En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir. En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad. Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. (Juan 1:1-4,14)

 

La totalidad de las Escrituras muestra que Jesús es Dios, quien se hizo hombre. Esta verdad es la respuesta sencilla al silogismo citado anteriormente. Por lo tanto, la parte inicial debería corregirse para leerse: Jesús es Dios, quien se hizo hombre. Pero al mencionarse sólo una verdad parcial sobre la identidad de Jesús las personas han llegado a tener una idea engañosa sobre María. Esto a su vez ha conducido a un título no basado en las escrituras sobre María como la madre de Dios y peor aún – confiando en ella para la salvación. Este hecho adicional sobre Jesús siendo hombre nos ayuda a concluir que María era la madre de su humanidad o del hombre Cristo Jesús. Por eso es que nunca leemos en la Biblia que ella es la madre de Dios, pero sólo que ella es la madre de Jesús, tal como se identifica en las Escrituras:

 

En eso llegaron la madre y los hermanos de Jesús. Se quedaron afuera y enviaron a alguien a llamarlo. (Marcos 3:31)

 

La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero como había mucha gente, no lograban acercársele. (Lucas 8:19)

 

Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María. (Hechos 1:14)

 

 

Jesús existía antes de su nacimiento en Belén

 

Uno debería lógicamente rechazar el concepto católico que Dios podría o tiene una madre basado en el hecho que tal madre tendría que haber existido antes que Dios, lo cual es imposible. La Biblia indica que Dios es eterno y no tuvo principio. Dios no puede tener madre y seguir siendo Dios. Adicionalmente, no puede haber persona alguna que haya existido antes que Dios.

 

Todavía recuerdo, como antiguo católico, la sorpresa que tuve al aprender leyendo la Biblia que Jesús existía antes de su nacimiento en Belén. Me pregunto cuantos católicos están conscientes de esta preciosa verdad. Ponderar algunas Escrituras que muestran esto: 

 

Ciertamente les aseguro que, antes que Abraham naciera, ¡yo soy! (Juan 8,58) 

 

Jesús existía antes que Abraham, quien fue un personaje de Génesis! Para ser más preciso, Jesús indicó su existencia eterna en Juan 8:58 utilizando las palabras Yo soy, las cuales hacen referencia a Exodo 3:14 y YHWH describiéndose a sí mismo. Otro versículo que muestra que Jesús existía antes que su nacimiento humano es Miqueas 5:2:

 

Pero de ti, Belén Efrata, pequeña entre los clanes de Judá, saldrá el que gobernará a Israel; sus orígenes se remontan hasta la antigüedad, hasta tiempos inmemoriales.

 

Pues bien, hay problemas graves con el título exaltado dado a María como madre de Dios. Si María es la madre de Dios entonces ¿cómo podría haber existido antes que su madre? Imposible. Jesús siempre ha sido Dios desde el principio quien se hizo hombre cuando nació en Belén. Jesús sólo obtuvo su humanidad de María y, por lo tanto, ella no puede recibir el título de Madre de Dios. El silogismo mencionado anteriormente debe ser escrito nuevamente como:

 

Jesús es Dios quien se hizo hombre.

Jesús se hizo hombre a través de María.

Por lo tanto, María es la madre de Jesús.

 

Además, dicha conclusión está de acuerdo con la Biblia, como se ha demostrado. La María del Catolicismo no es la María de la Biblia. Ellas son dos personajes totalmente distintos, aun cuando ambas comparten algunas descripciones en común. Una vez que nos damos cuenta de ésto será mucho más fácil para nosotros extender una fe de confianza y sometimiento basada 100% sólo en Jesús para la salvación de nuestra alma, como enseña la biblia para se salvo. Jesús es el todo suficiente Salvador, quien no necesita ayuda de otro para salvarnos. De hecho, creer en Jesús y María para la salvación, como algunos creen, es estar en desobediencia con lo que enseña la biblia, y no traerá verdadera salvación.

 

Regrese a Alcance Evangelístico  http://www.alcanceevangelistico.org

 

Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA (Estados Unidos)