El Bautismo Infantil-----¿Es Cristiano?  

Dan Corner 

Por este medio, se otorga permiso para reproducir este artículo, pero sólo en su totalidad, incluyendo el nombre del autor y la dirección del ministerio al final de este artículo, y sin ningunas alteraciones.  

En más de una ocasión en mi vida Cristiana, yo he encontrado algunos que son parte del Protestantismo (Presbiterianos, Luteranos, Wesleyanos, Episcopales, Nazarenos, etc.) y contienden, como hacen los Católicos, sobre el bautismo infantil. Aunque no hay Escrituras que demuestren que los infantes sean bautizados o una ordenanza que sugiera esto, tales personas en ocasiones han sido muy vehementes al tratar de forzar esta interpretación a partir de las Escrituras. (A) Esto se hace en dos maneras: 1) Al tratar de comparar la circuncisión del Antiguo Testamento con el bautismo del Nuevo Testamento y 2) Al insistir dogmáticamente que la palabra casa que se encuentra en la Escritura tiene que incluir los infantes.  

La insistencia en tratar de usar circuncisión y casa como la base de esta doctrina es suficientemente dañina, pero esto está combinado por una desatención total de todas las muchas otras Escrituras que claramente enseñan que el bautismo en agua es sólo para los creyentes en Cristo.  

Circuncisión 

Aquellos que argumentan por el bautismo infantil como un remplazo Cristiano del Antiguo Pacto Judío de la circuncisión, en alguna manera ven justificación para ello a partir de lo siguiente:  

En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos (Colosenses 2:11,12, VRV).

Este pasaje habla de una circuncisión que Jesús hace a un creyente (esto es, a su corazón lo cual ocurre en el momento de una fe de confianza y sumisión en Cristo). Esto es muy similar a lo que leemos en Romanos:

Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios (Romanos 2:28,29, VRV).

Aun más, sólo los infantes varones eran circuncidados y nunca las hembras. Pero esta no es la manera en que tales defensores consideran el bautismo infantil. Así que, hay múltiples problemas para ellos al tratar de conectar los dos.  

El Bautismo de los Creyentes 

Jesús comisionó a sus discípulos con las siguientes palabras:

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí que estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén (Mateo 28:18-20, VRV).

Jesús les ordenó a los Once que: 1) Fueran e hicieran discípulos, 2) Les bautizaran [a los nuevos discípulos] y 3) les enseñaran [a los nuevos discípulos, que se bautizaban] a obedecer todo lo que a los Once les fue ordenado hacer, lo cual incluía estas mismas ordenanzas en tres pasos. El propio procedimiento Bíblico, si se sigue, nos fuerza a bautizar con agua a los discípulos. [El discípulo de Jesús es un Cristiano (Mateo12:47-50; Lucas 14:26,33; Hechos 11:26). Aun más, uno tiene que ser capaz de arrepentirse de sus pecados y colocar su fe en Jesús para la salvación de manera que se convierta en un discípulo de Cristo (Hechos 20:21; 3:19; 26:20; Gálatas 5:24; 2 Pedro 3:9; etc.).] 

De manera que una persona conozca al menos que tiene que arrepentirse y colocar su fe en Jesús para la salvación quiere decir que debe ir más allá del estado infantil. Aun más, son solamente las personas que pueden hacer esto las que califican para ser bautizados, de acuerdo a Jesús. Otra vez, después que uno se convierte en un discípulo [un Cristiano] es que la persona se bautiza en agua y no antes. Después de eso, a dicho discípulo se le enseña a obedecer todo lo que Jesús le enseñó a los Apóstoles que hicieran, lo que incluyen a quién bautizarían. 

Note el estándar en Mateo 28:18-20 que es llevado a cabo aun antes de la muerte de Jesús:

Cuando, pues el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos) (Juan 4:1,2, VRV).

Los discípulos de Jesús bautizaban en agua a aquellos que se convertían en los discípulos de Jesús, esto es, aquellos que se convirtieron en nuevos Cristianos. ¿No es esto claro? En ningún lugar en la Escritura Cristiana vemos que los infantes fueran bautizados en agua. Esto sería una contradicción a las Escrituras.  

Casa 

Es cierto, una de las Escrituras principales que cita casa y a la cual hacen referencia los proponentes del paidobautismo es la siguiente:

Y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos. Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios (Hechos 16:30-34, VRV).

Los defensores del bautismo infantil ven esto como una prueba de la Escritura para su práctica, ¿pero es realmente eso o nada más que una mera presunción basada en la palabra casa? Tales personas presumen que el carcelero de Filipos tenía que tener infantes en su familia, pero no hay absolutamente prueba alguna de esto. Quizás, sus hijos estaban todos crecidos y casados o quizás él tenía sólo un niño de 10 años de edad. Nosotros no podemos estar seguros de cualquiera de esos detalles. Pero esto nosotros sabemos, los que eran nuevos bautizados en agua llegaron a una fe salvadora en Cristo Jesús, v. 34, la cual concuerda con los criterios estándar del Señor para que uno reciba el bautismo Cristiano (Mateo 28:18-20, VRV). Por tanto, es imposible que el carcelero de Filipos tuviera infantes en su casa, ya que ellos no se podían arrepentir y poner su fe en Jesús.  

Note otro momento en que se cita casa, lo cual los proponentes del bautismo infantil probablemente nunca van a compartir voluntariamente;  

El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa (Juan 4:53, VRV).

Es claro, cada persona en la casa de ese hombre era lo suficientemente madura como para tener una fe personal en Jesús, lo cual es necesario para la salvación ¿Entonces por qué no puede ser de la misma manera para el carcelero de Filipos, aun aparte de Hechos 16:34? Aun más, no se podría decir lo mismo sobre la siguiente casa:

Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados (Hechos 18:8, VRV).

La casa completa de Crispo era lo suficientemente madura para creer en el Señor. Fue después de este acto de fe que ellos fueron bautizados en agua.  

Cornelio 

Esta es la misma verdad que se comunica en otro lugar con la conversión de Cornelio y su casa:

De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre. Mientras aun hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días (Hechos 10:43-48, VRV).

Los mismos que recibieron el perdón de pecados y el regalo del Espíritu Santo fueron los que escucharon el mensaje de salvación de Pedro y pusieron su fe en Jesús, lo que otra vez, no puede hacer un infante. También, Hechos 10:2 declara que estos mismos nuevos Cristianos temían a Dios, lo que es imposible que haga un infante. Cuando Pedro en el capítulo de Hechos 11 recapituló sobre lo que había pasado en Hechos 10, él declaró que Cornelio fue informado lo siguiente por el ángel antes que fuera mandado a buscar:

Él (Pedro) te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa (Hechos 11:14, VRV).

Así que Pedro traería un mensaje verbal (vea Hechos 10:43) por el cual Cornelio y toda su casa: 1) Serían salvos antes y sin el bautismo en agua, 2) Sería capaces de tener fe en Jesús par salvación y 3) Esto incluye arrepentimiento de parte de ellos (Hechos 11:18). Otra vez, se excluye a los infantes del uso de la palabra casa basado en esto.  

Estéfanas  

Ahora venimos a la casa de Estéfanas a quien Pablo bautizó:

También bauticé a la familia de Estéfanas; de los demás, no sé si he bautizado a algún otro (1 Corintios 1:16, VRV).

Más tarde en esta epístola Pablo se refiere a esta misma gente otra vez:

Hermanos, ya sabeis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan (1 Corintios 16:15,16, VRV).

Los que estaban incluidos en la casa de Estéfanas se dedicaron a sí mismos al servicio de los santos. Otra vez, con la Escritura suplementando la Escritura, esto no es algo que pueda hacer un infante.  

Mateo 19:13-15 

Otra escritura que es mal utilizada sobre el bautismo infantil es Mateo 19:13-15:

Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron. Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí.

No hay referencia aquí de que los niños pequeños (infantes) fueran bautizados. Los niños fueron traídos a Jesús para que él colocara las manos sobre ellos y orase por ellos.  

La Palabra Griega Para Infante 

La palabra Griega (paidion), la cual se refiere a un infante, tiene varios significados. Vine escribe sobre esta palabra:

el diminutivo de pais, significa un pequeño o joven niño; es usado para un infante que acaba de nacer, Juan 16:21; para un niño varón recién nacido, i.e., Mateo 2:8, Hebreos 11:23; para un niño más avanzado, o niños, plural i.e. Mateo 14:21. (B)

De esta palabra sola no se puede declarar nada definido sobre la práctica del bautismo infantil. Esto nosotros sabemos, sin embargo, nunca se demuestra que los infantes sean bautizados en el Nuevo Testamento, que es la fuente completamente suficiente para la enseñanza del Cristiano (2 Timoteo 3:16,17). En contraste, todos los creyentes en Cristo, los cuales incluyen adultos ya crecidos, fueron bautizados en agua. Aun cuando Jesús mismo fue bautizado por Juan el Bautista a la edad de 30. Por tanto, es irrelevante lo que pudo haber escrito cualquier llamado “padre” de la iglesia, incluyendo Ireneo u Orígenes, sobre los batismos de la casa. Cuando tal contradicción ocurre entre la Escritura y cualquiera o cualquier cosa más incluyendo un sueño, visión, profecía, experiencia, testimonio, informe o aun algo escrito por alguien designado un padre de la iglesia como esos hombres, entonces el Nuevo Testamento gana. (Por favor sepa que los tal llamados padres ante-nicenos se contradijeron a sí mismos en muchos asuntos, como también contradijeron las Escrituras). 

Conclusión 

En conclusión, ningún Cristiano tiene nada que hacer con el bautismo infantil por cualquier razón. De hecho, tal bautismo es solamente de nombre. Si tal persona que fue previamente “bautizada” como infante se convierte en un verdadero Cristiano, a él se le ordena como a todos los otros que pase por el verdadero bautismo Cristiano. Aun más, el modo del bautismo Cristiano que se encuentra en la Biblia es por inmersión. Por último, algunos han derivado la dedicación infantil de Lucas 2:22,23, pero esto nunca se debe asociar en manera alguna al bautismo en agua.  

Notas Finales 

  1. Juan Calvino quemó en la hoguera a Miguel Servetus, en parte por su rechazo al bautismo infantil.
  2. W.E. Vine, Diccionario Expositor de las Palabras del Nuevo Testamento “Expository Dictionary of New Testament Words”, 1966, Vol. 1. P.188.


www.alcanceevangelistico.org
Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA

web statistics