La María Papal

Necesitada Para La Salvación

 

Dan Corner

 

[El permiso para duplicar este artículo en su totalidad es otorgado, pero solamente sin adiciones, alteraciones u omisiones de cualquier tipo, incluyendo el nombre y la dirección del ministerio al final.]

En nuestros días, parte del problema con las falsas doctrinas es conseguir que sean manifestadas claramente por sí mismas. Con esto yo quiero decir, que cualquiera que sea el sistema religioso del cual estemos hablando, a menudo es difícil hacer que las personas que poseen estas creencias admitan lo que ellos realmente creen. Al negar o modificar sus verdaderas creencias el engaño es más difícil de refutar y las almas preciosas permanecen expuestas al peligro. A menudo esta es la razón de que esos engañadores traten, en ocasiones, de ocultar sus verdaderas creencias. Tal es el caso también en el Catolicismo con su opinión acerca de la importancia de María, especialmente en lo concerniente a nuestra salvación personal.

 

¡ Con el rampante movimiento ecuménico, muchos de los engañados y así llamados Protestantes están ahora defendiendo el Catolicismo como si esto fuera Escrituralmente sano, aún acerca de Maria! Usted está a punto de leer las opiniones oficiales acerca de la importancia de María en el Catolicismo, de la manera en que están claramente manifestadas por sus líderes principales —varios de los Papas mismos. Esto debería aclarar muchas ideas falsas acerca del Catolicismo y de la María a la cual ellos oran, en la cual confían, etc., la cual definitivamente no es la María de la Biblia.

 

Todas las 24 citas siguientes son del libro titulado, María, Madre de la iglesia (Mary, Mother of the Church) por Francis J. Ripley, edición 1973—impreso por (Tan Books and Publishers, Inc.) Todos los énfasis en estas notas son míos.

 

 

La María del Catolicismo

 

1.    “Dios le ha comprometido a ella el tesoro de todas las cosas buenas, para que todos conozcan que a través de ella se obtienen toda esperanza, toda gracia, y toda salvación. Porque esta es su voluntad, que nosotros obtengamos todo a través de María.” Pío IX: Enciclopedia,Ubi primum, 2 de Febrero de 1849.) — [p. 12, número 12]

 

2.    “Oh la más santa Virgen, nadie abunda en el conocimiento de Dios excepto por medio de ti; ninguno, madre de Dios, obtiene salvación excepto por medio de ti, nadie recibe un regalo del trono de la misericordia excepto por medio de ti.” (Leo XIII: Enciclopedia, Adiutricem populi, 5 de Septiembre de 1895.) — [p. 12, número 13]

 

3.    “Con igual verdad se puede decir del gran tesoro de toda gracia dada a nosotros por nuestro Señor — ya que la gracia y la verdad vinieron por Cristo Jesús—nada viene a nosotros excepto a través de la mediación de María, porque tal es la voluntad de Dios. Así, como ningún hombre va al Padre excepto por medio del Hijo, así nadie va a Cristo excepto a través de su madre.” (Leo XIII, Enciclopedia, Octobri mense, 22 de Septiembre de 1891.) — [pp. 13,14, número 19]

 

4.    “Si es imposible separar lo que Dios ha unido, también es cierto que usted no puede encontrar a Jesús excepto con María y a través de María.” (San Pío X: Alocución a los Franciscanos, 12 de Noviembre de 1910.) — [p. 14, número 20]

 

5.   “Cada día, como la iglesia misma recomienda, los sacerdotes recitarán el Santo Rosario, el cual, al proponer para nuestra meditación los misterios del Redentor, nos lleva a Jesús por medio de María.” (Pío XII: Exhortación, Menti nostri, 23 de Septiembre de 1950) — [p. 14, número 23]

 

6.     “Así como los varios misterios se presentan a sí mismos uno después del otro en la formula del Rosario, para la meditación y la contemplación de las mentes de los hombres, también hacen claro lo que nosotros le debemos a María por nuestra reconciliación y salvación.” (Leo XIII: Enciclopedia, Fidentum Piumque, 20 de Septiembre de 1896.) [pp. 15,16, número 29]

 

7.    “Dios le ha comprometido a la Bendita Virgen María el tesoro de todas las cosas buenas para que todos conozcan que por medio de ella se obtiene toda esperanza, toda gracia y toda salvación.” (Pío IX: Enciclopedia, Ubi primum, 2 de Febrero de 1894) — [p. 18, número 38]

 

8.     “Toda nuestra esperanza la ponemos en la Más Bendita Virgen, en la que es completamente justa e inmaculada y que ha aplastado la cabeza venenosa de la serpiente más cruel y que trajo la salvación al mundo.” (Pío IX: Apost. Const., Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854.) — [p. 18, número 39])

 

9.     “Oh Santa Madre de Dios; a ti levantamos nuestras oraciones porque tu, poderosa y misericordiosa,eres la Mediadora de nuestra salvación” (Leo XIII: Enciclopedia, Jucunda semper, 8 de Septiembre de 1894.) — [p. 19, número 43])

 

10.  “Ninguno, Madre de Dios, obtiene la salvación excepto por medio de ti, ninguno recibe un regalo del trono de la misericordia excepto por medio de ti.” (Leo XIII: Adiutricem populi, 5 de Septiembre de 1895) — [p. 19, número 44]

 

11.  “Cuando sea que nosotros hablemos de María o le hablemos a ella, no olvidemos que ella realmente es nuestra Madre, porque a través de ella recibimos vida divina. Ella nos dio a Jesús mismo, la fuente de la gracia. María es una Mediatriz y Distribuidora de Gracia.” (Pío XII: mensaje de Radio para la orden católica Italiana, 8 de Diciembre de 1953) — [p. 22, número 59]

 

12.  “Ya que María es la ‘Madre de Misericordia, nuestra vida, nuestra dulzura y nuestra esperanza,’clamémosle a ella, ‘con luto y llorando en el valle de lágrimas,’ y coloquemos confiadamente bajo su patrocinio todo lo que es nuestro y a nosotros mismos.” (Pío XII: Mediator Dei, 20 de Noviembre de 1947.) — [p. 25, número 71]

 

13.  “La Iglesia Católica, con justicia, siempre ha puesto toda su esperanza y confianza en la Madre de Dios.” (Leo XIII: Encyclical, Supreme Apostolatus, 1 de Septiembre de 1883.) — [p. 32, número 104]

 

14.  “De acuerdo con la enseñanza común de los Doctores, fue el diseño de Dios que la Bendita Virgen María, aparentemente ausente de la vida pública de Jesús, debía de asistirle cuando él estaba muriendo clavado a la Cruz. María sufrió, y por así decirlo, casi murió con su Hijo sufrido; por la salvación de la humanidad ella renunció a sus derechos de madre y, tan lejos como dependía de ella, ofreció a su Hijo para aplacar la justicia divina; así que nosotros bien podemos decir que ella con Cristo redimieron a la humanidad.” (Benedicto XV: Carta, Inter sodalicia, 22 de Mayo de 1918.) [p. 35; número 119]

 

15.   “Ella fue quien, inmune a todo pecado, personal o heredado, y unida más cercanamente como nunca con su hijo, lo ofreció en el Gólgota al Padre eterno…” Pío XII: Encyclical, Mystical corporis, 29 de Junio de 1943.) [p. 37; número 128.]

 

16.   “… es evidente que ella no puede hacer otra cosa que ayudar lo más devotamente a sus más queridos hijos adoptados en la hora en la cual es necesario asegurar para ellos la salvación y la santidad por toda la eternidad” (Benedicto XV: Carta, Inter sodalicia, 22 de Mayo de 1918.) [p. 46; número 171])

 

17.   “... Fue ante los ojos de Maria que el sacrificio divino para el cual ella había nacido y nutrido a la Víctima sería consumado. …En el milagro del amor, para que ella pudiera recibirnos como sus hijos” (Leo XIII: Encyclical, Jucunda semper, 8 de septiembre de 1894.) [p. 50; no.187])

 

18.  “María es toda poderosa con su Hijo divino quien le concede toda la gracia a la humanidad a través de ella...” Benedicto XV: Encyclical, Fausto appetente die, 29 de Junio de 1921.) [p. 59; no. 244]

 

19.  “¿De quién podemos hoy esperar la salvación de los cristianos si no es de parte de ella de quien está escrito que cualquiera que la encuentre encontrará la vida y tendrá la salvación del Señor?” Pío XI: Carta, Cum valde, 20 de febrero de 1929.) [p. 59; no. 245]

 

COMENTARIO: La Escritura que es erróneamente aplicada aquí a la María católica es Proverbios 8:35 y realmente se refiere a la sabiduría.

 

20.  “A María, que reina en el cielo, la humilde pero la más alta que cualquier criatura, cerca de su trono, Dios le concede la custodia de los tesoros de su múltiple gracia.” Pío XII: Alocución, 21 de abril de 1940) [p. 62; no. 268]

 

 

21.  “¿No son Jesús y María los dos amores sublimes de los cristianos?.... Uno de ellos es la fuente y el otro es el canal de la gracia para darnos un nuevo nacimiento en vida espiritual.” (Pío XII: Alocución, 21 de abril de 1940.) [p. 64; no. 277]

 

22.  “... Sin embargo nuestra manera de orar a la Bendita Virgen tiene algo en común con nuestra adoración a Dios para que la Iglesia aún le dirija a ella las palabras con las que oramos a Dios: ‘Ten misericordia de los pecadores.’” (Leo XIII: Encyclical, Augustissimae, 12 de Septiembre de 1897.) [p. 68; no. 302]

 

23.  “Cuando nosotros podemos recurrir a María en oración, nosotros estamos pudiendo recurrir a la Madre de Misericordia, quien está tan bien dispuesta para nosotros que, cualquier necesidad que nos presione, especialmente en alcanzar la vida eterna. ...” (Leo XIII: Encyclical, Magnae Dei Matris, 8 de septiembre de 1892) [pp. 76,77; no. 350.]

 

24.  “¿Están ustedes esperando un día alcanzar el Paraíso por medio de la gracia de la perseverancia en el último momento de sus vidas? ¿Están ustedes confiando para morir en la gracia de Dios? Esta gracia también vendrá a ustedes, como a aquellos que tienen devoción por María, por medio de una sonrisa de ella, como un rayo de ese Sol.”  (Pío XII: mensaje de radio, 8 de diciembre de 1953.) [p. 83; no. 383.]

 

Los seis papas citados arriba (Pío IX; Leo XIII; Pío X; Pío XII; Benedicto XV y Pío XI) no son los únicos con su visión no Bíblica y peligrosa de María.

 

Debería ahora de ser dolorosamente claro (para aquellos que conocen el mensaje Bíblico) que multitudes han sido y actualmente aún están letalmente engañadas acerca de la importancia de la María católica, especialmente en lo que se refiere a la salvación.

 

Una vez más, recuerde que la María en el Catolicismo no es la María de la Biblia. Esta María falsa y de fantasía Romana evolucionó lentamente a través de los siglos hasta el lugar donde ahora se supone que ella está reinando en el cielo con Jesús como el punto focal allá con él, y usar indebidamente uno el nombre de ella es el mismo pecado grave de tomar el nombre de Dios en vano.

 

Se confía en la María sin pecado de ellos y se le ora. Ella es la corredentora y la que distribuye toda gracia, incluyendo a aquellos necesitados de salvación.

 

Estos son los hechos, así de perturbadores como son. Si usted es un cristiano, ¿está usted dispuesto a ayudar a los católicos a encontrar la salvación, la cual únicamente se encuentra en el Señor Jesús cuando lo seguimos y sin ninguna ayuda de María?

 

El mensaje que las personas necesitan escuchar y por el cual actuar como consecuencia es, “Ellos deben de volverse a Dios en arrepentimiento y tener fe en nuestro Señor Jesús” (Hechos 20:21).

 

DIOS LO BENDIGA.


Retorne A La Página Principal De Difusión de las Buenas Noticias

 

Contáctenos O Únase A Nuestra Lista De Correo Electrónico

 

o usted puede escribirnos a:

 

Difusión de las Buenas Noticias

PO Box 265

Washington, PA 15301

USA