¿Deberían Los Cristianos Adorar Al Señor Jesús?

 

Dan Corner

[Usted puede hacer copias de este artículo, pero respetando su contenido, sin modificaciones, adiciones u omisiones de ningún tipo, e incluyendo el nombre y la dirección del ministerio que se encuentran al final.]

 

Recientemente, mientras obedecía el mandato para propagar el mensaje salvador del alma del arrepentimiento de pecados y fe en Cristo Jesús (Hechos 20:21), me encontré dos personas, en diferentes ocasiones, que estaban agresivamente opuestas a la adoración del Señor Jesús.  Al principio, yo pensé que ellos eran Testigos de Jehová, lo cual sería típico para ellos, pero ninguno era.

 

Ellos trajeron varios temas como evidencia contra la adoración a Jesús, que algunos tal vez hayan oído y tropezado por su causa.  Que este estudio pruebe bendecir a muchos y brindar más adoración al Señor Jesús, quien claramente se la merece.

 

 

Hecho 1: Los cristianos primitivos adoraban al Señor Jesús, él recibía esa adoración y nunca los reprendió en ninguna de las varias ocasiones.

 

El Señor Jesús también recibió adoración de personas que no eran salvas y que fueron sanadas por él.  Aquí está la prueba de todo esto:

Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo: —Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios. (Mateo 14:33)

En eso Jesús les salió al encuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y lo adoraron. (Mateo 28:9)

Cuando lo vieron, lo adoraron; pero algunos dudaban. (Mateo 28:17)

Ellos, entonces, lo adoraron y luego regresaron a Jerusalén con gran alegría. (Lucas 24:52)

—Creo, Señor —declaró el hombre.Y, postrándose, lo adoró. (Juan 9:38)

 

Hecho 2: Dios, quien es celoso por nuestro amor y devoción, manda a todos sus ángeles a que adoren a Jesús:

Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: “Que lo adoren todos los ángeles de Dios.” (Hebreos 1:6)

Esta palabra griega traducida como adorar en Hebreos 1:6 también se encuentra en el siguiente pasaje:

Así que, si me adoras, todo será tuyo.  Jesús le contestó: —Escrito está: "Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él." (Lucas 4:7,8)

Por lo tanto, el Señor Jesús reprendió al diablo con la verdad de que solo Dios debe de ser adorado, pero Dios manda a todos sus ángeles a que adoren a Jesús (Hebreos 1:6).  (La misma palabra griega es encontrada en cada Escritura.)

También, recuerde que Dios no le da su gloria a nadie, sin embargo tiene a sus ángeles que adoran a Jesús.

“Yo soy el Señor; ¡ése es mi nombre! No entrego a otros mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos. (Isaías 42:8)

 

Hecho 3:  El Padre quiere que Jesús sea honrado de la misma manera que el Padre es honrado:

Además, el Padre no juzga a nadie, sino que todo juicio lo ha delegado en el Hijo, para que todos honren al Hijo como lo honran a él. El que se niega a honrar al Hijo no honra al Padre que lo envió. (Juan 5:22,23)

Por lo tanto, si usted no está honrando al Hijo de la misma forma en que usted honra al Padre, usted no está honrando al Padre a final de cuentas.

El significado en Griego de la palabra traducida como honrar en Juan 5:23 es:

1)     Estimar, fijar el valor

2)     Dar honor, tener en honor, venerar

Por favor, sepa que venerar y adorar son sinónimos.  Solo Dios debe de ser venerado (adorado).  (Esta es una poderosa refutación a la doctrina Católica de la veneración a su María, la cual no es la María de la Biblia.)

Así que, Jesús debe de ser adorado de igual forma como el Padre es adorado.

 

Hecho 4: Ambos, Jesús y el Padre son igualmente adorados al mismo tiempo en el cielo por parte de toda su creación.

Luego miré, y oí la voz de muchos ángeles que estaban alrededor del trono, de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era millares de millares y millones de millones. Cantaban con todas sus fuerzas:

“¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza!” Y oí a cuanta criatura hay en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra y en el mar, a todos en la creación, que cantaban: ¡Al que está sentado en el trono y al Cordero, sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos!”

Los cuatro seres vivientes exclamaron: “¡Amén!”, y los ancianos se postraron y adoraron. (Apocalipsis 5:11-14)

Así que, Jesús es adorado en la presencia del Padre y de la misma manera que el Padre es adorado.

 

Hecho 5: Jesús claramente es adorado por todas las personas en el futuro:

“En esa visión nocturna, vi que alguien con aspecto humano venía entre las nubes del cielo. Se acercó al venerable Anciano y fue llevado a su presencia, y se le dio autoridad, poder y majestad. ¡Todos los pueblos, naciones y lenguas lo adoraron! ¡Su dominio es un dominio eterno, que no pasará, y su reino jamás será destruido! (Daniel 7:13,14)

 

Hecho 6:  Jesús tiene toda autoridad en el cielo.  Claramente, aquel que tiene toda autoridad en el cielo debe de ser adorado:

Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. (Mateo 28:18)

 

Hecho 7:  Jesús es deidad.  Esto significa que él es Dios por naturaleza, igual que el Padre, pero no la persona del Padre.  Por lo tanto, hemos probado nuevamente que él debe de ser adorado.  Aquí hay artículos que prueban estas verdades:

http://www.alcanceevangelistico.org/naturaleza.htm

 

http://www.alcanceevangelistico.org/deidad.htm

 

http://www.alcanceevangelistico.org/trinidad.htm

 

 Objeciones Engañosas Contra La Adoración A Jesús

Debajo hay dos argumentos, mal usados Escrituralmente, citados por personas engañadas, tristemente opuestas a la adoración al Señor Jesús:

 

1.     Jesús enseñó a las personas a que adoren al Padre, no a él mismo en Juan 4:23,24, el cual dice:

Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad. (Juan 4;23,24)

RESPUESTA:  Por supuesto que es cierto que Jesús enseñó que el Padre está para ser adorado, y que no hay aquí ninguna mención indicando que Jesús deba de ser adorado.  Sin embargo, otras Escrituras suplementan este pasaje acerca de la adoración cristiana, como se ha probado previamente.

 

2.     Jesús nunca reclamó ser Dios.

RESPUESTA:  Es cierto que él nunca dijo eso en esas palabras, pero él claramente sí se identificó a si mismo como Dios, ambas, directa e indirectamente.

En Juan 8:58, Jesús se identifica a si mismo como el “Yo soy” de Éxodos 3:14. (Prueba directa.)

Prueba indirecta de la deidad de Cristo es:  Oraron a él en Hechos 7:59.  De hecho, Jesús enseñó que nosotros debemos orar a él en Juan 14:14. (Solo se debe de orar a Dios.)

 

En Resumen

Los cristianos primitivos adoraban al Señor Jesús (y oraban a él).  ¿Está usted en la misma verdad en la que estaban los cristianos primitivos, o ha sido usted engañado por un falso maestro?

Aquí hay un artículo que trata con otras objeciones comunes contra la deidad de Cristo:

http://www.alcanceevangelistico.org/deidad.htm

 

DIOS LO BENDIGA.

Retorne a Alcance Evangelístico                                               

Contáctenos o Unase A Nuestra Lista De Correo Electrónico

 

Dirección de Coreo:

Difusión de las Buenas Noticias                                                                              

PO Box 265

Washington, PA 15301 USA